//
archives

Archivos para

Las tres guerras de Irán

En los últimos días Irán amenaza con cerrar el estrecho de Ormuz, por donde pasa una cuarta parte de las importaciones mundiales de petróleo. Es la respuesta del régimen de los ayatolás a las nuevas sanciones de Estados Unidos y la UE, y se enmarca en un contexto de máxima tensión donde se juegan tres partidas simultáneas y solapadas: la diplomática, la económica, y la más oscura de los servicios secretos.

Las cosas se complican en Teherán.  La república islámica afronta nuevas sanciones como resultado de sus planes de seguir con su programa nuclear.  No parecen importar las promesas del régimen de que dicho programa sólo persigue fines pacíficos, ni los datos de servicios secretos que aseguran que todavía queda tiempo para que Irán cuente con su propia bomba nuclear.  Estados Unidos primero y la Unión Europea después, van consiguiendo sumar a más países al bloqueo económico. Algunos, sin embargo, se preguntan si el endurecimiento de las sanciones es la mejor solución para lidiar con el régimen iranio.

Según informa New York Times, la administración Obama habría mantenido contactos con el líder supremo Alí Jamenei, con el fín de dejarle claro que un bloqueo del estrecho de Ormuz – punto estratégico que conecta el Golfo de Persia con el Golfo de Omán, y por donde pasa el 40% de la producción petrolera mundial – supondría una “línea roja” que no están dispuestos a tolerar.  Hay que decir que dicho estrecho mide entre 60 y 100 kilómetros de anchura, por lo que es extremadamente fácil de cerrar, si bien no está claro si dicho bloqueo podría interesar al régimen iraní, que paradójicamente podría ser uno de los principales afectados del mismo.

fuenteGlobedia

Lo que en cualquier caso parece claro es que nos encontramos ante un episodio más de un conflicto; la guerra entre Irán y el resto del mundo, con Estados Unidos y la UE a la cabeza, que se juega en tres terrenos de juego:

La guerra diplomática

El Consejo de Seguridad de la ONU ha adoptado entre 2006 y 2010 seis resoluciones sobre Irán, de las cuales cuatro promulgaban sanciones en virtud del capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, relativo a “casos de amenaza de la paz, ruptura de la paz y actos de agresión”.  Teherán se negó a suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio, con lo que las sanciones fueron creciendo de una resolución a otra.  En la última, la del 9 de junio de 2010 (1929) contó con la oposición de Turquía y Brasil, que votaron en contra por estar a favor de una vía que intensificase el diálogo con Teherán, sobre la base de permitir ciertas contrapartidas como la compra de combustible para un pequeño reactor de investigación.  Sin embargo, la resolución salió adelante e incluso consiguió el apoyo de China y Rusia, tradicionalmente reacios a sancionar a Irán. 

En el terreno regional y en el marco de su lucha por la supremacía en Próximo Oriente, no hay que olvidar que la mal llamada primavera árabe y sus efectos inciertos sobre el régimen sirio de Al Assad, podrían dejar sin uno de sus principales aliados a Irán, en un momento clave en su pulso con Occidente, y de creciente desprestigio ante su población, tras el fraude electoral de 2009.

En Estados Unidos, Obama, embarcado en plena precampaña electoral, es acusado por unos de “blando” y por otros de haber cerrado la vía negociadora demasiado pronto, dejando en un “todo o nada” las posibilidades de resolución pacífica del conflicto con Irán, en palabras de Trita Parsi recogidas por The Economist. También hay quienes consideran que no se ha hecho lo suficiente para contactar con el movimiento verde en oposición a Ahmadineyad. Para ser justos, habría que reconocer que, a diferencia de lo ocurrido en Egipto con la revuelta contra Mubarak, Estados Unidos apenas posee influencia sobre el terreno en Irán, donde el sentimiento antiamericano es muy fuerte y un apoyo suyo declarado podría debilitar a la oposición en vez de ayudarla.

 La guerra económica

Las sanciones internacionales contra Irán se focalizan en sectores clave como defensa (embargo de compras iraníes de armamento, restricciones de viajar a personalidades iraníes relacionadas con el programa nuclear), financiero (congelación de fondos a entidades y personalidades, prohibición de inversiones) y del petróleo (trabas a las importaciones y exportaciones).

Desde finales de 2011, Estados Unidos viene promoviendo una campaña cuyo objetivo claro es neutralizar el peso de Irán como exportador de petróleo, además de prepararse para un eventual cese del suministro iraní. 

La UE por su parte, está adoptando estos días un acuerdo para prohibir la mayoría de transacciones con el Banco Central de Irán. Además, los 27 han decidido pactar un embargo sin precedentes sobre las exportaciones de petróeo iraní a Europa.  Se trataría de un duro golpe, ya que Europa es el principal cliente de Irán.  Dicho embargo, de concretarse, entraría en vigor el 1 de julio.

La pretensión de estas sanciones era, y sigue siendo, desestabilizar al régimen iraní obligándole ante la precaria situación económica producida por las sanciones, a rectificar para mantener el favor de su pueblo, especialmente descontento desde 2009 por el fraude electoral en la reelección de Ahmadineyad.   Sin embargo, también es posible que esto no suceda y que la población reaccione ante las duras sanciones estadounidenses posicionándose incondicionalmente al lado de los suyos, al considerarlos víctimas de un injusto boicot internacional.

La guerra secreta

El asesinato de un científico nuclear en Irán, el quinto desde 2007, es un episodio más de una guerra subrepticia por retrasar  las posibilidades de que el régimen iraní desarrolle finalmente “la bomba”.  Dentro de estos ataques se incluiría el virus informático stuxnet, y numerosas y no aclaradas explosiones en bases militares, una de las cuales acabó con la vida del oficial responsable del desarrollo balístico iraní.

Como afirma el Telegraph, no parece que estos sucesos sean casuales, sino que la sofisticación de los mismos recuerdan el sello de los servicios de espionaje de Occidente.  Como ejemplo, el caso de Ahmadi-Roshan, en el que una pequeña bomba magnética colocada por un ciclista en su coche, diseñada para matar a sus ocupantes causando el mínimo daño alrededor, recuerda a un sistema ya utilizado por los servicios de inteligencia aliados en la Segunda Guerra Mundial.

Además, resulta interesante la hipótesis que sostienen algunos analistas como Javier Valenzuela de que el ala más radical de Israel desearía implicar a Estados Unidos en un ataque contra Irán. En línea con esta tesis, tenemos una noticia recogida en Foreign Policy de que miembros del Mossad se hicieron pasar por agentes de la CIA con el fin de recultar a nuevos agentes en operaciones contra la República Islámica. En el mundo del espionaje, el utilizar una falsa nacionalidad se conoce como “falsa bandera”, táctica en la que el Mossad es especialista.

Anuncios

Crimen de guerra

La imagen de un video donde varios marines estadounidenses orinaban sobre los cuerpos sin vida de unos talibanes ha causado un gran y comprensible revuelo.

Escandalizados, la secretaria de estado Hillary Clinton y el secretario de defensa, Leon Panetta han condenado enseguida los hechos.  Los militares abrirán una investigación y algunas voces indignadas no han dudado en calificarlo como crimen de guerra.

El término “Crimen de guerra” no deja de ser un contrasentido, ya que la guerras son ya en sí mismas un “crimen contra la humanidad.” La nuestra y la de los otros.

Después de la repulsa y de la condena, quizás deberíamos preguntarnos qué o cuáles son los mecanismos mentales que llevan a estos hombres a hacer esto. 

Sin duda, el instinto de profanar y ultrajar el cadáver del enemigo viene de muy antiguo, de un oscuro y atávico instinto perdido en la psique del ser humano, totalmente superado por la civilización actual…

“Cuando la guerra del terror comenzó, los marines de este video tendrían probablemente 9 o 10 años. Como niños que escuchaban a los adultos – y líderes políticos – oyeron hablar de nuestros enemigos en los más denigrantes términos. Internet y los demás medios de comunicación rebosaban con declaraciones de importantes hombres y mujeres refiriéndose a ellos como animales, que no merecían la menor consideración legal o moral…enviamos soldados a combatir en Libia o Siria para luchar por los mismos regímenes que hoy condenamos por sus crímenes de guerra.  Los prisioneros fueron torturados para que confesasen dichos crímenes y después encerrados indefinidamente sin juicio, porque sus confesiones, logradas mediante tortura, no serían aceptadas ante ningún tribunal. 

Sebastian Junger, en un artículo llamado “somos culpables de deshumanizar al enemigo” concluye:

“Enjuiciamos a estos hombres por profanar a los muertos mientras mantenemos que está bien torturar a los vivos”

La crisis de Público

Mediapubli, editora de Público y de Público.es, ha solicitado a principios de mes la declaración de concurso voluntario de acreedores.  Dicha solicitud, que afecta también a la filial de Mediapubli propietaria de La Voz de Asturias, pretende “salvar de la mejor forma posible los intereses de todas las partes afectadas”.

¿Qué es un concurso de acreedores?

Es un procedimiento previsto en la Ley Concursal por medio del cual las empresas pueden congelar el pago de los créditos cuando están a punto de ser insolventes; es decir, que no pueden pagar sus deudas.  Un equipo externo gestiona entonces los pagos y la venta ordenada de activos, desde los más prioritarios a los menos, decidiendo también si la empresa podrá salir a flote en el futuro o no.

No supone la desaparición de la empresa, aunque suele ser el último recurso antes de la quiebra.  Permite a los propietarios seguir llevando las riendas de la compañía, pero sus decisiones pueden ser vetadas por el juez o por los administradores concursales.

Una vez aceptada por el juez la petición de concurso de acreedores, los administradores concursales tienen dos meses para evaluar la situación de la empresa, aunque el plazo puede ampliarse otro mes
Más información aquí.

¿Por qué se ha visto Público forzado a tomar esta decisión?

La empresa ha explicado que la intensificación de la crisis publicitaria, la profunda transformación que está sufriendo el sector de la prensa escrita y las dificultades para acceder a nueva financiación, ‘han obligado a Mediapubli a acogerse al concurso de acreedores para salvaguardar de la mejor forma posible los intereses de todas las partes afectadas”.

Podría ser ésta la última tabla de salvación antes de decretar su cierre oficial, una decisión que ya se barajó de acuerdo a las perspectivas publicitarias de este año -aunque finalmente se optó por el concurso de acreedores- pero que para nada se ha descartado si siguen empeorando los ingresos durante 2012. Para el próximo año las perspectivas de caída publicitaria van de entre el 3% y 9%, que se suman a un sector, la prensa, que ha reducido sus ingresos por publicidad a la mitad en cinco años, como informa prnoticias.

Un sector en crisis

La noticia golpea de nuevo el mundo de la prensa, a las pocas semanas de la noticia del cierre del diario gratuito ADN

Fuentes cercanas al diario Público parecen indicar que su problema  no es tanto la cuantía total de la deuda, sino la liquidez para hacer frente al pago de sus proveedores más inmediatos, incluídos sus empleados.

Y no es que le vaya mal a Público, de hecho, los últimos datos de la OJD indican que Público registró en noviembre una difusión media diaria de 82.691 ejemplares y una venta al número de 40.561 números. En la tercera oleada del EGM el diario además consiguió superar a La Razón en número de lectores hasta los 299.000 seguidores de media diaria.

Sin embargo, la escasa perspectiva de mejora en los ingresos de publicidad perdidos,así como la poca predisposición de los bancos a prestar dinero en plena crisis económica, se suman a la mala situación general del sector de la prensa en papel, representada por la caída generalizada de ingresos durante el último trimestre del año cercanos al 20% de media en todos los rotativos.

Público ha presentado su concurso dos semanas después de la llegada del PP a Moncloa, en lo que algunos han querido ver como un signo de los nuevos tiempos políticos, al ser considerado este uno los diarios más fieles al gobierno saliente.  A este respecto y minutos después de conocerse la presentación del concurso de acreedores, el actual director de Público, Jesús Maraña, publicaba en la edición digital del diario una carta en la explicaba que dicha decisión no está vinculada con el cambio de Gobierno, al contrario, ya que según afirma: “desde el punto de vista periodístico, el panorama que se abre para una cabecera como ésta gana aún más interés”.

Al hilo de esto también destacaba la falta de pluralidad en el mapa mediático de la prensa escrita.  En este sentido estoy de acuerdo con la opinión de José Sanclemente cuando afirma en su blog que “la llamada pluralidad informativa cuesta mucho dinero. Tanto, que en el caso de la prensa diaria, ajena a las fusiones entre cabeceras a diferencia de sus colegas audiovisuales, tiene que bregar en solitario contra los tiempos tecnológicos, las redes sociales, el recorte publicitario y hasta contra si mismos en un modelo informativo empresarial que se extingue sin encontrar un recambio rentable en la red”. Aquí ha habido una imprevisión estratégica, ya que las cabeceras ofrecen lo mismo o mas por Internet que pagando por el ejemplar en papel.

Una apuesta renovadora

Desde su aparición el 26 de septiembre de 2007, Público se distinguió de la competencia en determinados aspectos, como la ausencia de editoriales, su uso intensivo del color, y los grandes titulares y tipos en unas portadas a menudo acusadas de ser excesivamente efectistas.

Merece destacarse la apuesta decidida que siempre han hecho por las secciones de cultura y de ciencia, digna de encomio.  Así como la decisión de no incluir anuncios de prostitución.  También se negaron en rotundo a tener secciones dedicadas a horóscopos, astrología o a los toros. (también de boxeo, en lo que coincide con El País).

Personalmente, no siempre me agrada ciertos tratamientos de las noticias que en algunos casos he visto demasiado cercanos al sectarismo, pero me gusta el estilo explicativo de los temas y su agenda de asuntos a tratar, que suele ser más amplia que la de otros medios.

Es, en cualquier caso, un periódico innovador y que ha aportado un necesario toque de diversidad a un mundo, el de la prensa escrita, abundante en cabeceras pero con poca diversidad en cuanto al tratamiento y diversidad de los temas.  Y desde luego, creo firmemente que la pérdida de cualquier periódico, sea de la tendencia que sea, es una pérdida para todos.

Historia de dos países

Las dos comparten un mismo espacio: la península de Corea, pero son el día y la noche; Una comunista y autoritaria, la otra capitalista y liberal.  La del norte es uno de los países más aislados del mundo, potencia núclear y enemigo declarado de occidente.  La del sur, una de las economías emergentes de Asia y aliada incondicional de Estados Unidos.  Con motivo de la sucesión de Kim Jong-un a la jefatura del gobierno en Corea del Norte, repasamos la historia reciente de estos dos hermanos tan próximos y a la vez tan distantes.

El paralelo 38 marca la frontera entre dos mundos enfrentados, y sin embargo, a juicio de muchos analistas, condenados a entenderse y quizás, con el tiempo, a reunificarse.  ¿Pero cómo se llegó a este punto? ¿Cómo se gestó esta última frontera de la Guerra Fría que aún hoy nos mira desafiante más allá de la globalización y de la caída del bloque soviético que la vio nacer?

Un poco de historia

Para entenderlo un poco mejor, deberíamos retroceder en el tiempo, concretamente hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, momento en el que con la derrota definitiva de Japón, la península de Corea quedo libre del dominio nipón.  Entonces, como consecuencia de los acuerdos de Postdam,  la Unión Soviética por el norte y Estados Unidos por el sur ocuparon el territorio tomando como línea divisoria el paralelo 38.  El objetivo de unificar Corea bajo un sólo mando pronto se vio impedido por dos culturas e ideas políticas opuestas que tomaron Corea como el primer escenario de lo que luego sería la Guerra Fría.

 

Así pues, en el norte se estableció en 1948 la República Popular de Corea, régimen comunista dirigido por Kim il Sung; mientras que en la mitad sur de Corea se creó la República de Corea, régimen autoritario dirigido por Syngman Rhee, fuertemente anticomunista. El triunfo de la revolución roja en China en 1949, trastocó el equilibrio de fuerzas en toda la región y bajo inspiración de Stalin, que quería recuperar terreno en Asia, el norte invadió al sur, arrasando en un primer momento a las fueras surcoreanas, que apenas pudieron replegarse en torno a Pusan.

Con la entrada de Estados Unidos al mando de un grupo de fuerzas de la ONU en defensa del sur, estalló la Guerra de Corea (1950-53). Después de tres años de conflicto, la Unión Soviética manifestó su intención de que existieran dos sistemas diferentes en la península. Éste “empate militar” llevó a la apertura de negociaciones que concluirían en julio de 1953, poco después de la muerte de Stalin, con la firrma del armisticio.  En dicho tratado se acordaron las actuales fronteras entre ambos países, que serpentean en torno al paralelo 38.

Las dos Coreas

Como si de vasos comunicantes se tratara, las dos Coreas han vivido ciclos opuestos en cuanto a riqueza y crecimiento.  Primero fue el norte el que en los primeros años se configuró como el más exitoso de los regímenes comunistas, conociendo un crecimiento sin parangón en las dos primeras décadas, en la que pasó de ser un país básicamente agrícola a tener una poderosa industria pesada, merced de los planes quinquenales y de una economía cuidadosamente planificada. Su PIB per cápita fue mayor que el de Corea del Sur hasta bien entrada la década de los setenta.

Ahora la situación se ha revertido: sólo el 2% del PIB  de Corea del Sur procede de la agricultura, comparado con el 20 o 25% del norte.  Es además un país puntero en I+D, un gran exportador mundial, y un aliado natural de Estados Unidos, frente a una Corea del Norte cuya economía planificada sufrió un golpe de muerte con la caída de la URSS en 1991 y que hoy, aislada por el bloqueo y las sanciones por su programa nuclear, no le permite más que una economía de subsistencia que en ocasiones se ha demostrado ineficaz para ni siquiera alimentar a su propia población, como ocurrió durante las hambrunas de1995-1999.

Perspectivas de futuro

El gran problema que tiene el norte es su aislamiento debido en gran medida al programa nuclear impulsado por el fallecido Kim Jong il.  Corea del Norte posee con su pequeño tamaño el tercer mayor ejército del mundo y considera las armas nucleares su mayor salvaguarda contra un mundo occidental hostil.  Desde Pyongyang se afirma que abandonará las armas nucleares cuando Estados Unidos firme un tratado que ponga fin a la Guerra de Corea de hace 60 años. (las dos coreas nunca llegaron a firmar la paz, sólo un armisticio).

Pero este aislamiento es también consecuencia de la filosofía oficialista “Juche” que considera la independencia del exterior y el autoabastecimiento de capital importancia para mantener los ideales de la revolución.  Por ello, Corea del Norte es uno de los países más aislados del planeta, hecho que se evidencia en todos los campos, como por ejemplo la no conexión a Internet.  Los norcoreanos poseen su propia red particular, una especie de intranet bien controlada y vigilada por el sistema.

Corea del Sur, por contra, posee la banda ancha más rápida del mundo.

Acuciado por la necesidad de cambiar algo su economía para alimentar a su población Kim Jong-il empezó una ligera apertura económica, permitiendo un cierto capitalismo de estado con negocios privados y exportaciones, si bien, su casi único cliente y aliado es China.

Corea del Sur ha crecido mirando siempre con temor a sus hermanos del norte. Uno de los puntos básicos de la política surcoreana en los últimos años ha sido que postura adoptar frente al régimen norcoreano.  Dos grandes líneas se han venido trazando: la más aperturista y moderada conocida como “rayo de luz” y la línea dura representada por los conservadores del partido nacional, hoy en el gobierno. La línea del rayo de luz, o sunshine policy opina que las sanciones y amenazas de los gobiernos occidentales han dañado más que mejorado las perspectivas de una futura reunificación.  Presentada por el Partido Demócrata Centrista Reformista bajo el mando del presidente Kim Dae-jung tiene como uno de sus principales valedores el emporio empresarial Hyundai Asan quienes han sido pioneros en establecer relaciones comerciales con el norte, y que por cierto, han estado en una comitiva presentando sus respetos al fallecido Kim Jong-il.

Partidarios de la línea dura creen que el diálogo y el intercambio con Corea del Norte no ha hecho sino continuar con el régimen de Kim Jong-il considerándo que el aislamiento es la única vía eficaz para que el régimen se colapse permitiendo una futura reunificación.  Estas afirmaciones encontraron su contrapartida en los ataques que sufrió el sur el año pasado: el hundimiento de un barco de guerra y el bombardeo de una isla, que sin embargo algunos analistas interpretaron como el síntoma de turbulencias internas en el régimen norcoreano, lo que podría significar el inicio de una época de transición en Corea del Norte.

Hablando de una hipotética reunificación, su coste para la economía surcoreana sería enorme, por lo que no son pocos los expertos que viendo el ejemplo de la reunificación alemana (y la diferencia entre las dos coreas es mucho mayor), desearían posponerla lo más posible, hasta que la economía del norte pudiera ser sobrellevada por el sur.

Una herencia envenenada

A pesar de los impresionantes fastos del entierro de su padre, su heredero se enfrenta hoy a la difícil misión de mantener con vida esta peculiar dinastía comunista.  Mientras que su padre fue preparado durante 30 años por Kim Il-sung para el acceso al poder, Kim Jong-un es un veinteañero sin experiencia conocida y apenas ha contado con un par de años antes de ponerse al mando.

Además, recibe un país enemistado con la mayor parte del mundo, cuyo régimen ha cosechado numerosas denuncias de violación de los derechos humanos, y su acceso al trono podría estar dificultado por diferentes poderes que, de no ser capaz de dominar, podrían ponerse en su contra, ya que tres burocracias, la del Partido, la militar (tremendamente fortalecida durante el mandato de su padre), y la del Gabinete lucharán por su parcela de poder e influencia.

En cuanto a la situación exterior, tan sólo China parece tener hoy una influencia real sobre Corea del Norte. Aunque los norcoreanos también sospechan de los chinos, necesitan su protección y ayuda económica, como evidencia que el padre del actual líder visitase China cuatro veces en sus últimos 16 meses de su vida.  Su apoyo estratégico para que reforme su sistema abriéndolo más al exterior hacen presagiar que pueda actuar como “país bisagra” en una eventual situación de conflicto o de negociación futura.

Kim Jong-un deberá decidir que política elegir.  El resto del mundo solo puede esperar y observar

QUIÉN ES QUIEN

Kim Jong-il

Líder supremo de Corea del Norte, falleció a la edad de 69 años el 17 de diciembre de 2011, tras asumir el poder de su padre y fundador del régimen Kim Il-sung en 1994.

Entre sus logros se encuentra el haber reducido la crisis humanitaria del país y el haber intensificado relaciones comerciales y diplomáticas con China.  Otro de sus logros fue el acercamiento a Corea del Sur en 2000 lo que dió lugar a un acuerdo de cooperación económica en el Parque Industrial de Kaesong.  Por contra, ha sido duramente criticado por su nulo respeto por los derechos humanos, su represión interior y el aislamiento internacional al que ha abocado el país debido a su programa nuclear.

Kim Jong-un

Nacido no se sabe bien si en 1983 o 1984,  es el cuarto y último hijo que tuvo Kim Jong-il con su tercera y última pareja. Educado en Berna (Suiza), pero sin demasiado contacto exterior con occidente, habla un buen alemán e inglés.  El 1 de junio de 2009 fue designado por su padre como su sucesor como Presidente de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte, cargo que comenzó a ejercer en diciembre de 2011 tras la muerte de este.

Con anterioridad a su designación como sucesor de su padre, su hermanastro Kim Jong-nam había sido señalado varias veces como posible heredero, pero perdió el favor paterno tras ser descubierto intentando entrar en Japón con pasaporte falso.

El 17 de diciembre de 2011, Kim Jong-il murió. La televisión norcoreana dio por hecho que Kim Jong-un sería el nuevo líder del país, aunque algunos analistas internacionales opinan que el poder fáctico lo asumirán algunos familiares cercanos como su tío Chang Sung-taek, a modo de regencia temporal, debido a la inexperiencia del hijo del “Querido líder”

El 29 de diciembre de 2011, al finalizar las exequias de Kim Jong-il, Kim Yong Nam, Presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo, confirmó a Kim Jong-un como líder supremo de la nación mediante un discurso en la Gran Plaza de Pionyang.

Fuentes: Wikipedia y BBC Mundo

Lee Myung-bak

fuente: zimbio.comNacido en Japón, fue el quinto de siete hermanos de una familia de jornaleros surcoreanos que trabajaban en Osaka cuando el país del sol naciente administraba Corea como una colonia. 

Es el décimo y actual presidente de Corea del Sur, cargo del que tomó posesión el 25 de febrero de 2008 tras ganar por holgada mayoría de las elecciones celebradas en diciembre de 2007, que suponen el retorno al poder, tras dos administraciones consecutivas del partido liberal-progresista, de la tendencia conservadora representada por el Gran Partido Nacional. Antiguo patrón del gigante industrial Hyundai, cuatro años alcalde de Seúl y el primer mandatario del país procedente del mundo de los negocios, Lee Myung Bak ha basado su triunfo en las promesas de dinamizar la economía surcoreana y generar empleo mediante un ambicioso programa de obras públicas. Las urnas le han sonreído pese a la investigación judicial de ciertos aspectos oscuros de su anterior ejecutoria empresarial.

Fuente: Cidob.org

El (t)error Amaiur

FAQS

¿Qué ventajas supone tener grupo propio?

  • Disponer de iniciativa parlamentaria,acceder a comisiones y hablar en plenos y sesiones de control
  • Más tiempo para hablar durante las intervenciones en la Cámara y mayores subvenciones
  • Más independencia para presentar proposiciones de ley, proposiciones no de ley y enmendar proyectos de ley – incluidas las enmiendas a la totalidad que sólo pueden ser presentadas por un grupo-.

Enlace: “Qué significa y qué ventajas tiene tener grupo parlamentario propio en el Congreso.” 20 minutos.

Requisitos

  • 15 diputados
  • También podrán aquellas formaciones que hayan conseguido 5 o más diputados y al menos el 15% de los votos en las circunscripciones en que se presentaron, o el 5% en el conjunto del estado.

La situación

  • UPyD ha obtenido 5 escaños y le faltaba un poco para llegar al 5% (tenía 4,69%).  Le permitieron que tomara prestado un escaño de otro partido para llegar a ese mínimo
  • Amaiur: 7 diputados y el 15% de votos en las tres provincias vascas, pero no en Navarra, donde se ha quedado cerca (14,86%).  No le han permitido tener grupo ni juntarse con otro escaño (quizás el de GaroaBai).

Algunos hechos

  • La Mesa del Congreso, con los 5 votos del PP y las abstenciones de PSOE y CiU rechazó la petición de Amaiur de tener grupo propio
  • Ademas de Amaiur, los grandes perjudicados son las formaciones que componen el Grupo Mixto: al ser el tiempo compartido en proporción a los escaños, BNG, ERC, CC, GaroaBai, FAC, UPN y Compromís apenas dispondrán de tiempo para intervenir en los plenos y presentar iniciativas.
  • Amaiur, es el partido más votado en el País Vasco en estas elecciones generales

Discrepancias en la interpretación del reglamento de la Cámara

  • Agustín Díaz Robledo entiende que el reglamento de la Cámara en su tenor literal, hace referencia al 15% considerando el total en todas las circunscripciones, no en cada una de ellas por separado,
  • También afirma que la decisión contradice otra regla jurídica, aplicada habitualmente por el Constitucional, de interpretar siempre las normas de la forma más favorable al ejercicio de los derechos fundamentales.  Según este principio, habría que elegir de las dos interpretaciones (15% en cada circunscripción o 15% en total), aquella que fuera más favorable al derecho de participación política contenido en el artículo 23 de la Constitución.

Algunos precedentes

  • ERC (2004): Se presentó en Valencia, no consiguió el 15% y se le concedió grupo
  • PNV (1986): Se le contabilizaron globalmente todos los votos obtenidos en las tres provincias vascas y en Navarra, a pesar de que en esta última consiguió sólo un 2% de los votos.